Sitio Oficial de
La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús.

Atención:
¡Nuevo PACK Oferta 4 libros + DVD!


Prohibida la reproducción

ATENCIÓN: Hemos detectado que se han reproducido sin autorización los libros tanto en formato digital como en papel. La única manera de garantizar la originalidad de los textos y la fidelidad a los mensajes recibidos es descargar o adquirir los libros en www.vdcj.org. No podemos asegurar que no existan alteraciones en el contenido de los documentos que no sean adquiridos o descargados en www.vdcj.org

Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús

Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos de la Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.

Advertencia

Desde este sitio web no se responderán solicitudes de contacto con Marga o su Director Espiritual, ni se aclararán necesariamente preguntas relativas a interpretaciones de los mensajes.

Mejor modo de leer los libros

Desde VDCJ.ORG aconsejamos la lectura pausada, de principio a fin de los libros, así como pedir, previamente a cualquier momento de lectura, luz al Espíritu Santo, verdadero inspirador de la obra, para mejor aprovechamiento y fruto espiritual.

VDCJ y Magisterio

De acuerdo a los decretos de Urbano VIII y de la Sagrada Congregación de Ritos, declaramos que a cuanto se expone en los escritos de estos libros no se da otra fe sino aquella que merece el atendible testimonio humano, y que no se pretende en modo alguno prevenir el juicio de la Santa Sede.

El decreto de la Congregación para la propagación de la Fe (A.A.S. n.58/16 del 29 de diciembre de 1966) que abroga los cánones 1399 y 2318 del antiguo Código de Derecho Canónico, fue aprobado por S.S. Pablo VI y publicado por su voluntad. Por lo cual: No se prohíbe divulgar sin licencia expresa de la Autoridad Eclesiástica (el imprimatur) escritos tocantes a nuevas apariciones, revelaciones, visiones, profecías y milagros, con tal que se observe la Moral Cristiana general.

En el caso de los presentes libros, tanto Margarita como su director espiritual someten al juicio definitivo sobre la realidad sobrenatural de estos escritos a la Autoridad del Magisterio de la Iglesia, que tiene la misión de no extinguir el Espíritu, sino examinarlo todo, y conservar lo que es bueno (Cfr. 1 Ts 5,19-21)

Unidos en los Corazones de Jesús y María.