Testimonio VDCJ

La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús”, ha sido de gran ayuda en un momento de mi vida en el que me encontraba en un “hoyo”.

Estaba yo en esos momentos dando vueltas y vueltas a pecados que confesé en su día, pero yo no era capaz de, quizá por soberbia, perdonarme a mí mismo. Dios me había perdonado pero yo pensaba: “¿cómo voy a ser santo después de haberme portado mal con Él?” Este pensamiento me quitaba la paz: “¿me habré confesado bien? ¿qué consecuencias negativas pueden pasar?” Preguntas que tienen una única respuesta: “Yo lo perdono todo.”

Aún estando arrepentido yo no acababa de creérmelo. Dios no tardó en acudir en mi ayuda.
Fue haciendo oración con el libro de La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús.
Estábamos un grupo de amigos y uno de ellos propuso tocar una canción para comenzar el rato de oración.
La canción se llamaba “Shemá Israel” (Escucha Israel).

¡Cómo es Dios! que yo dije que no quería esa canción, que no me gustaba, que prefería otra.
Pues no sé cómo pero acabamos cantándola.

Cuando termina la canción y me pongo a rezar abro el libro al azar y me pongo a leer. Fui a dar con el mensaje del día 5/3/2002.

El mensaje comienza: “Shemá Israel…”

Leedlo y disfrutadlo por favor. Es una joya. ¡VIVA CRISTO REY! ¡VIVA LA INMACULADA CONCEPCIÓN!

anonimo_hombre_5
Anónimo
Madrid.

Leave a Reply 0 comments