La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús

Directrices para Encuentros VDCJ

Como nos están preguntando cómo poder tener estos encuentros, damos aquí algunas pautas para hacerlo con el mayor fruto posible.

Es muy normal que, quien ha encontrado luz y ayuda para su vida en los “Dictados de Jesús a Marga”, quiera reunirse con otras personas que también desean profundizar en el Amor de Jesús y de la Virgen para compartirlo y ayudar a otros.

Todos los encuentros de la Verdadera Devoción al Corazón de Jesús son centralmente Eucarísticos y Marianos, y se basan en la Sagrada Escritura, la Tradición y el Magisterio de la Iglesia católica.

Los textos de la VDCJ pueden ser utilizados como una ayuda para profundizar en nuestra fe católica.

Los libros publicados se encuentran en la página web vdcj.org

Estos libros han sido entregados en la Cancillería de la Diócesis para su estudio por parte de la Iglesia católica, a cuyo criterio nos sometemos. * Nota a pie de página

 

*****

  Los Encuentros VDCJ pueden tener periodicidad semanal y mensual.

 

1.- SEMANAL

 REUNIONES

1º.- Comienzan con una oración, invocando al Espíritu Santo.

Puede ser con la santa Misa, con la Adoración ante el Santísimo o con el Rosario.

2º.- Lectura de un texto de los Mensajes.

3º.- Comentario por parte del monitor.

4º.- Comentarios de los asistentes, conducidos por el monitor.

5º.- Oración de despedida.

 

Se sugiere que el conjunto puede durar una hora y media.

 

 

2.- MENSUAL

 

RETIROS

 

En uno u otro orden, conforme las circunstancias, se tienen los mismos elementos que en los expuestos para la Reunión semanal, teniendo varios momentos para leer textos de los Mensajes, para orar en particular y en común, y para comentarlos.

**********

N.B.- En nuestras reuniones nos centramos únicamente en los mensajes de la VDCJ.

No hacemos ninguna referencia a otros posibles mensajes o revelaciones privadas, no por desdeñarlos, sino para no mezclar carismas distintos.

 

    Por ejemplo, creemos en las apariciones de la Virgen en Guadalupe y en Fátima. Ambas están aprobadas por la Iglesia. Pero las dos se dan en una situación diferente y contienen un mensaje distinto. Aunque ambas son verdaderas, creo que sería un error pretender interpretar una de ellas a la luz de la otra.

           Lo mismo en el estudio de la VDCJ. Normalmente, los mensajes difíciles encuentran su explicación en otros posteriores y en el mismo contexto.

Por supuesto, siempre se deben leer a la luz de la Sagrada Escritura, de la Sagrada Tradición de la Iglesia y de su Magisterio.[1]

*********

[1] Cfr. Constitución Dei Verbum, del Concilio Vaticano II. Números 7-10.

 

* Nota.-

De acuerdo a los Decretos de Urbano VIII y de la Sagrada Congregación de Ritos, declaramos que a cuanto se expone en estas publicaciones no se da otra fe sino aquella que merece el atendible testimonio humano, y que no se pretende en modo alguno prevenir el juicio de la Santa Sede.

El Decreto de la Congregación para la Propagación de la Fe (A.A.S. n.58/16 del 29 de diciembre de 1966) que abroga los cánones 1399 y 2318 del antiguo Código de Derecho Canónico, fue aprobado por San Pablo VI y publicado por su voluntad. Por lo cual, no se prohíbe divulgar sin licencia expresa de la Autoridad Eclesiástica (el Imprimatur) escritos tocantes a nuevas apariciones, revelaciones, visiones, profecías y milagros, con tal que se observe la Moral Cristiana general.

Recordemos que hay tres calificaciones eclesiásticas ante publicaciones religiosas:

* Aprobadas. Significa que la Iglesia no encuentra nada negativo en ellas. Pueden leerse con fruto.

* Condenadas. Tras su estudio, la Iglesia denuncia errores contra la fe o la moral. No deben leerse.

* No aprobadas. No es lo mismo no estar aprobado que estar condenado. Cuando la Iglesia no aprueba ni condena una publicación, los fieles pueden leerla y discernir ellos mismos si les ayuda. En esta situación están muchos y muy valiosos escritos religiosos.

 

 

 

 

 

 

X