El Emblema de la VDCJ

En el emblema de la Fundación la Verdadera Devoción al Corazón de Jesús, se simboliza el Amor de Dios dado al mundo, manifestado en el Corazón de su Hijo Jesucristo, que tiene como máximo exponente la Eucaristía. Ese Amor Eucarístico será reconocido por toda la humanidad en el Reinado Eucarístico de Cristo. Nuestro papel es ser constructores de ese Reinado de Amor a través de nuestra entrega total a la Voluntad de Dios en nuestras vidas por medio de las Consagraciones Eucarísticas.

El Corazón de Jesús es el Corazón Eucarístico.

Este Amor de Jesús, entregado por nosotros hasta el extremo, no es indiferente a nuestra correspondencia. Pide nuestra entrega total a Él y en esa entrega, recibimos la llamada a ir por todo el mundo anunciando el Evangelio y transformando las estructuras de la sociedad para que Él pueda reinar.

En el emblema se representan las Consagraciones Eucarísticas como culminación de esta entrega y esta llamada.

El Reinado Social del Corazón de Jesús será un Reinado Eucarístico a través de la conversión de todas las almas a Dios y el reconocimiento y adoración de Cristo como Rey del mundo, a través del reconocimiento y adoración de su presencia real en la Eucaristía.

En el Reinado Eucarístico, la Eucaristía será el centro del mundo. Todos seremos uno con Él por medio de nuestra eucaristización en este Sacramento de Amor.

Para que esto pueda tener lugar, pide de nosotros que nos entreguemos como oblación unidos a su sacrificio redentor, formando parte de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, a través de hacernos uno con su Eucaristía.

Las Consagraciones Eucarísticas son las primicias de lo que toda la humanidad vivirá en su Reinado Social.

Logo VDCJ Eucaristia Emblema VDCJ
Logo VDCJ CorazonRojo Emblema VDCJ
Logo VDCJ CorazonAzul Emblema VDCJ
Logo VDCJ CorazonBlanco Emblema VDCJ
Logo VDCJ Corona Emblema VDCJ
Logo VDCJ Transparente Emblema VDCJ

Este camino de Consagración queda representado así:

  • El corazón blanco pequeño: simboliza nuestro corazón, que renunciando a todo pecado, primeramente se consagra a María Madre de la Eucaristía para ser alimentados, educados, orientados, purificados por Ella y poder ser presentados como ofrenda grata a su Hijo en nuestra meta final de la Consagración al Corazón Eucarístico de Jesús.
  • Corazón azul: es el Corazón de María, que nos alberga a nosotros a la vez que Ella está dentro del Corazón de Jesús. Estar en María es estar en Jesús.
  • Corazón rojo: es el Corazón de Jesús, dentro del cual estamos sumergidos y vamos siendo eucaristizados, siempre que nos hayamos consagrado a su Madre.
  • Eucaristía: La Eucaristía es el Corazón de Jesús.
  • Cruz: la Cruz abarca esa oblación total que realizamos, porque por medio de la Pasión, Muerte, Resurrección de Jesucristo hemos sido redimidos y nos sentimos llamados tomarla como propia y ser corredentores con Él, junto con María Corredentora, a través de nuestra consagración eucarística. Formamos parte del Cuerpo Místico Eucarístico de Cristo, que es la Iglesia y en el Reino Nuevo, será toda la humanidad.
  • La Eucaristía Coronada: El Reinado Social del Corazón de Jesús, será un Reinado Eucarístico. Donde toda la humanidad reconocerá a Cristo Rey, a través de la Eucaristía.

Los 3 corazones, hija. Los 3 corazones. El tuyo, el Mío ¡y el Suyo abarcándolo todo con la Eucaristía, y ésta Coronada!
¿Y el tuyo sólo por ser el tuyo es el que está ahí y es lo importante?
¡No! El tuyo y el de todos los españoles.
El tuyo representando a todos y a toda la humanidad. Mensaje de la Virgen – 11-09-2021