Mensaje de Jesús del 02-07-2009

Quisiera que todos perseveraran, que nadie abandonara, y sin oración, os digo, hijos míos, que no es posible, muchos pereceréis. Y abandonar luego para pretender seguir otra vocación, os hace infelices, porque: “eres sacerdote eterno según el rito de Melquisedec”. Para siempre para siempre.