Mensaje de Jesús del 08-12-2011

Todos tus sufrimientos son cruces que, unidas a Mí, te darían la felicidad.