Mensaje de Jesús del 09-11-2016

La fuerza de conversión y sanación que tienen tus escritos ahora mismo en la Iglesia, el Señor no ha querido dársela a nadie más.