Mensaje de Jesús del 12-12-2005

Una alegría en la paz, sin estridencias, sin sobresalir o protagonismos, sin exceso. Moderada. Moderación en todo: en el comer, en el vestir, en las manifestaciones externas. Paz. Paz y Alegría.

¡Oh, cuánto anhela el mundo esto! Lo anhela. Lo busca, y lo sabe. Está en Mí. Está en ti. Lo encontrará en vosotros. ¡Dadlo! ¡DadMe! DadMe al mundo.