Mensaje de Jesús del 04-07-2010

Cuando veáis manifestaciones públicas tan rechazables, pensad en vosotros mismos, no en ellos, para juzgarles, y pensad si vosotros, con vuestra vida, sois ejemplo de pureza.