Mensaje de Jesús del 26-03-2012

Venid a Mí así, a la Eucaristía. Acercaos habiendo recibido una penitencia de vida.[1] Así vuestra alma quedará libre para recibirme y libre para comprenderme.


[1] El Sacramento de la Penitencia. La confesión.