Mensaje de la Virgen del 06-10-2020

“Todo aquel que mira a una mujer deseándola, ya ha cometido adulterio en su corazón”.[1] Y eso también puede ser con la propia mujer. No es esa satisfacción de los instintos más bajos la que puedes dar rienda suelta en el matrimonio, sino la continencia de ellos. Por eso es tan bueno esos periodos de continencia, en los que se fomentará más el diálogo y la oración en común y en familia.


[1] Cfr. Mt 5,28.