Mensaje de la Virgen del 08-01-2002

¿Cómo mover los corazones de los jóvenes para que encuentren la luz? Yo te digo, con dos cosas: ayuno y penitencia.

¿Por qué he puesto estas dos cosas en primer lugar? Porque son las armas para sacar al Enemigo del alma, para arrebatarle a Satanás la presa, que la tiene asida con sus fauces y no la suelta ni la soltará de otro modo.