La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús

“DEFENDED LA EUCARISTÍA” Mensaje de la Virgen del 17 – 06 – 2020

“DEFENDED LA EUCARISTÍA”

MENSAJE  DEL 17 – 06 – 2020

Virgen:

¡Elegid la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo! Y después de ella, alcanzad así vuestra resurrección.

Ayudadme a formar entre los Bautizados el Cuerpo Místico de Cristo a través de su Eucaristía. No hay Cuerpo Místico Real sin Eucaristía en vuestras vidas.

Suprimid la Eucaristía y eliminaréis la Presencia del Cuerpo Místico en la tierra.

¡Vosotros solos no sois el Cuerpo Místico! 

¡No permitáis que la Eucaristía sea retirada de vuestros Templos y de vuestra vida!

Se la llevarán “para protegerla”. Y más después del Desastre. 

Pero la Eucaristía quiere albergar en vosotros. 

Sed un Cuerpo Místico Unido a Ella. ¡No podéis vivir sin Eucaristía! 

Hijos míos, ¿es que no os dais cuenta?

Y puesto que la Eucaristía ES Dios y ESTÁ Dios con vosotros en Ella, puesto que lo ES, ¡defendedla! ¡Tened el máximo respeto! 

Hijos míos, ¡si pudierais ver cómo están los Ángeles en ese lugar donde se alberga la Eucaristía en vuestras ciudades y pueblos, en vuestras estancias…! ¡Si pudierais verlo! Entraríais en éxtasis de amor al contemplar la Belleza que irradia ese lugar.

¡Dios ha querido estar con vosotros! ¡Se ha querido quedar y vivir ahí en medio de vosotros! No sólo en medio de su Tienda, ¡sino invitándoos a pasar! 

Y no sólo pasar, sino convidándoos al Banquete de su Vida en su Eucaristía, regalada de Amor para vosotros, para todo el orbe católico, y esperando ser aceptada por todos los pueblos y que las religiones se vuelvan a Ella reconociéndola como católica y verdadera.

¡La Eucaristía ES la Religión!

La Eucaristía lo es Todo. Porque en ella no sólo está, sino ELLA ES DIOS.

Dios se alberga y se revela más plenamente como ES auténticamente y en su Divinidad en la Religión Católica.

No hay otro Nombre sobre el cuál pueda salvarse el hombre, que el Nombre de Jesucristo y Jesucristo es Eucaristía.

La Iglesia es la Eucaristía.

Si no hay Eucaristía, no habrá Iglesia.

Por lo tanto, ¡defended la Eucaristía con vuestras vidas! 

Amén.

Yo te bendigo, en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 


 1.- Cfr. Hch 4,12.

2.- Cfr. Este mensaje se comprende muy bien meditando la Encíclica de Juan Pablo II, “Ecclesia de Eucharistia”. 

 

Deja un comentario

X