La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús

Preparación para las Consagraciones Eucarísticas en la Verdadera Devoción al Corazón de Jesús

Preparación para las Consagraciones Eucarísticas en la Verdadera Devoción al Corazón de Jesús

Tenemos el placer de anunciaros que vamos a comenzar la preparación para las Consagraciones Eucarísticas en la Verdadera Devoción al Corazón de Jesús, con el objetivo de consagrarnos:

  1. Al Corazón Inmaculado de María, Madre de la Eucaristía el 8 de diciembre de 2020
  2. Al Corazón Eucarístico de Jesús el Viernes Santo del 2021

Estas Consagraciones, los requisitos necesarios para realizarlas y las promesas asociadas a ellas y a vivir la Verdadera Devoción al Corazón de Jesús se describen en el cuarto tomo de la Verdadera Devoción al Corazón de Jesús, “Características y Promesas”.

La preparación se realizará a través de sesiones de formación cortas que serán publicadas en vídeo y texto.

Condiciones para hacer la Consagración:

La puede hacer todo el que quiera, pero hacen falta estos requisitos:

  •  Aceptación previa de la Cruz en su vida
  • Que haya leído enteros los tres primeros libros de la VDCJ y los esté poniendo en práctica, habiendo mejorado su vida anterior.
  • Que haya hecho y vivido primero la Consagración a María, para ser purificado.
  • Que se sienta impulsado por el Espíritu Santo a hacerla.
  • Es importante que nadie haga estas consagraciones sin que se crea llamado a vivir la Verdadera Devoción al Corazón de Jesús.

Aceptación de la Cruz

La Aceptación de la Cruz os invitamos a realizarla el día 14 de septiembre, día de la Exaltación de la Santa Cruz. Idealmente habría que realizarla en algún lugar emblemático donde se venere la Cruz especialmente, como una aparición mariana vinculada a la Cruz, un lugar donde se encuentra alguna reliquia de la Cruz o Lignum Crucis y si por motivos de movilidad con la pandemia no es posible asistir a uno de estos lugares, se puede hacer en nuestra propia casa o en alguna iglesia cercana.

Esta Aceptación de la Cruz, no tiene una fórmula escrita, se expresa a través de besar una Cruz, orando en nuestro interior por esta intención.

Deja un comentario

X