La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús

MENSAJES IMPORTANTES PARA ESPAÑA. 19 y 20 – 06 – 2020

Mensajes 19 y 20 - 06- 2020

MENSAJES IMPORTANTES PARA ESPAÑA. 19 y 20 – 06 – 2020

Convocad un ayuno de 40 días

Jesús:

Estos son los Días de la Gran Tribulación.

Pestes. Epidemias. Terremotos. Calamidades. Grande Confusión en las gentes. Guerra. Peligros. Muertes. Y lo que es peor que todo eso: condenación de las almas.

El tiempo ha llegado y a partir de ahora sólo podemos esperar que las almas se condenen, “si Dios no hace algo”.

El cupo de “almas víctima” no ha quedado cubierto, pero Dios ya levanta el Brazo para dejarlo caer con fuerza sobre la humanidad y el orbe entero.

Muchos se alegran por esto, ¡pobrecillos! Serán los que más sufran. Uno no puede alegrarse por la condenación del hermano; merece por ello un Castigo mayor.

20-06-2020

Corazón de María.

Virgen:

Oh, Corazón de María, Sed la Salvación mía.

No puedo ver, querida, ¡me resisto a pensar! que España caerá finalmente en el Abismo y esto sea por cosas como éstas que ves tú: Que los Míos no responden a su Misión.

Querida, he de ponerte con unos Mensajes muy duros para la Humanidad, ¿Quieres?

¡Sí! ¡Aquí estoy, Madre!

Llevo siglos advirtiendo, diciendo.[1]

Os he advertido del peligro. No habéis querido hacer caso. Os he dicho dónde está la solución.

La única manera, hija, de librar a España del ataque de su Enemigo es haciendo un exorcismo general sobre todo el País y eso sólo se puede hacer desde la Comunión de los Obispos con el Papa.

Convocad un ayuno de 40 días. En el cuál Yo sólo os voy a pedir lo que estipula la Iglesia como ayuno, que en realidad no es nada, pero a ustedes los españoles, les cuesta mucho, pues no están acostumbrados al ayuno y todo lo celebran comiendo.

El ayuno es dos refrigerios frugales al día, con una sola comida fuerte.

¿Podré pediros esto?

Acostumbraos. Acostumbraos a la continencia y a la moderación en todo. Acostumbraos.

Terminad el día de San Ignacio.

Y encomendadle fuertemente el País a él.


[1] Se refiere a que ha habido muchísimas Apariciones de la Virgen, sobre todo a partir de La Medalla Milagrosa. 27 noviembre 1830.

MENSAJE DE JESÚS 17-03-2020

17-03-2020

Jesús:

¡Oh, Amado pueblo de España! Que contra Mí luchas y has puesto en Mí el enfoque del contagio y la transmisión. ¿No puedes ver dónde está tu Salud?

Oh hijos, ¡sed Samaritanos para vuestros hermanos! No los abandonéis.

Queridos, tened Hambre de Pan Eucarístico y Sed de Eucaristía.

Distinguid dónde está vuestra Verdadera Comida, vuestra Verdadera Bebida: el Pan y el Vino de vuestra Salvación.

Mi Amado pueblo, ¿tengo que ver cómo os morís de hambre de Dios, de hambre de los Sacramentos?

¿Tengo que ver cómo ancianos mueren en sus casas sin la Extremaunción?

¿Es esto lo que Desea mi Corazón?

Oh, Amado pueblo de España, mi Corazón llora estos días con vosotros; lloro de pena porque habéis decidido privaros de la Medicina que podrá curaros de esta epidemia y de las que os pueden esperar y podrían venir si no os convertís y no ponéis vuestra Confianza en Mí.

Yo he hablado, y es Palabra de Dios, en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Escuchadme. Escuchadme.

Escuchad la Voz de Dios que habla como Sabiduría de Dios para el hombre y que orienta hacia el Sacramento de Salvación para vuestra Sanación interior y exterior.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Mensaje de Jesús del 08-01-2020

Jesús:

Margarita, escúchame. Sí, Yo quiero hablarte. Tengo un Mensaje para todos vosotros mañana.

Tu oficio es sólo éste.

Que tu oficio sea sólo éste: rezar.

No creas que pierdes el tiempo, o no haces nada, o estás haciendo algo fuera de lo que debes. Has de estar muy unida a Mí,
y lo consigues así. Si no, múltiples cosas del día y pensamientos te despistan de Mí, tu centro.

Querida, has de decirles [1]:

Que les quiero aquí, congregados cabe Mí, en espera del día que podamos hacer de este Centro [2] un Centro eminentemente
Eucarístico, cuando podamos comprarlo y hacer aquí la Capilla con los consiguientes permisos.

Yo quiero que esto ocurra aquí antes del año.
A Mí ya me corre prisa esto, pues he de preparar aquí a las gentes, en sus almas, a unirse a Mí plenamente en mi Pasión,
Muerte y Eucaristización de la Iglesia, antes de mi Resurrección [3] y el Reino Celeste.
En el Reino en la tierra es una Eucaristización de las almas. Por eso es el Triunfo de mi Eucaristía, el Reinado Eucarístico,
donde Yo sea uno con ustedes en la consecución del Cuerpo Místico Eucaristizado de mi Iglesia. Todavía no es la
Resurrección de mi Iglesia, es su Eucaristización.

¿Voy a explicar yo mañana estos conceptos tan difíciles que ni siquiera los entiendo yo?

Te los voy a explicar, para que les digas qué nos espera y estén así esperanzados y dispuestos a luchar y a sufrir por esto.
El Triunfo del Corazón Inmaculado de María viene antes que el Mío sobre la tierra, aunque luego reinamos unidos. Pero
María me tiene que preparar a toda la humanidad. Y esa preparación viene a través de la Gran Tribulación.
Es una Purificación de la Humanidad. Para la que os estáis ya preparando.

Las guerras y las catástrofes han venido ya sobre buena parte de la Humanidad, y ahora se presenta un tiempo duro para
España.
Pero tengo que deciros que en España no logrará triunfar la Serpiente como ya lo ha hecho en otros países, porque todavía
quedan entre los españoles almas dignas de su nombre.
Porque es en la sangre de vuestros innumerables mártires en la que os bañáis y purificáis.
En la sangre de los que supieron vencer y morir por la fe y por la salvaguarda de la Nación española, que es bastión de fe
para tantos países y lugar donde se miran.
Digamos que, si lo consiguen con España, lo consiguen con el mundo.

¡Pero no lo conseguirán!

Para ello Yo te suscito, “Juana de Arco”, [4] y te doy, desde aquí, las órdenes para mi Ejército.
La primera ha venido por mi Madre: Conversión y Esperanza. Preparaos a luchar y a laborar por mi Reino.
¡Hay mucho que hacer! No están entrenados y están abotargados.

Ésta es mi segunda instrucción para vosotros: sabed prescindir de televisión, lecturas, música e internet -cosas que os quitan
mucho tiempo-, y buscad en el día largos ratos para orar Conmigo.
Orad en vuestra casa. Orad en la calle, en el transporte, en el campo, paseando, y orad, sobre todo, en el Templo. Venid a
visitarme. Visitad el Santísimo y estaos largos ratos Conmigo. Si puede ser adorando en la Custodia, mejor.
Tened así “hambre eucarística”, deseos de estar Conmigo y uniros a Mí. En la Comunión y en todo vuestro día.
Pero esa unión en todas las cosas no puede venir si antes no ha sido una unión eucarística.

¿Podré pedíroslo?

¿Queréis hacerme compañía?

Me encuentro muy solo en este frío lugar de los Sagrarios abandonados de vuestra España. Son innumerables los Sagrarios
que no tienen compañía.
Hoy desde aquí hago un Llamamiento a los españoles a que me acompañen en sus Sagrarios, los que tengan más cercanos a
sus casas.
Va a llegar un momento que se va a proclamar “la Gran Profanación” de las iglesias en vuestro país. Y Yo quiero que se la
impidáis. No podrán profanar una iglesia que se encuentra plagada de fieles.
Mi Llamamiento es a que vengáis a las iglesias. A que salgáis de vuestras casas y que le demostréis al Malo que queda fe
en vuestros días. Y que en España no habéis perdido la fe en Cristo Eucaristía.
Se anuncia en vuestra España una “desamortización”.
Quiero que todos los partidos, de izquierda y de derechas, demostréis al Malo que español es lo mismo que católico y
creyente en Cristo Jesús, que España y Dios es una misma cosa. [5]
Y que desde aquí saldrá el Reinado Eucarístico. Las instrucciones y las bases para extenderlo en el mundo entero.
Así como llevasteis la fe y fuisteis pioneros de la Evangelización para otras tierras, seréis pioneros en esto.

Yo os lo he dicho y es Palabra de Dios, en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

[1] Después de que el Padre me dé el visto bueno, daré este Mensaje mañana para los de la Reunión de Oración, y luego se
publicará para todos en la web.
[2] El “Centro Bethlehem”, que ha sido pedido por Jesús.
[3] Se refiere a la Muerte y Resurrección de la Iglesia, del Cuerpo Místico de Cristo.
[4] Dios suscitó a Juana de Arco en 1425 para defender a Francia de los ingleses. Jesús llama a Margarita “Juana de Arco”
desde hace muchos años, porque también tiene que defender España y a la Iglesia.
[5] En cuanto que España es fiel a Dios, ante todo.

X